Cambios en la alimentación para el manejo de la incontinencia

Algunos problemas de la incontinencia están relacionados con la obesidad, ya que puede debilitar los músculos del suelo pélvico. Por lo tanto, la dieta puede afectar la función de la vejiga y del intestino.

Los líquidos son necesarios para nuestro organismo y contribuyen a su funcionamiento, por eso no se puede reducir mucho en ninguna dieta. Además también son necesarios para que la fibra aumente los movimientos intestinales, y una dieta rica en fibra es muy recomendada para los pacientes de incontinencia.

Podemos ayudarte a encontrar un médico para tratar tu incontinencia. Deja de sufrir en silencio, llena nuestra autoevaluación. 

Consejos para el consumo de líquidos:

  • Bebe de 1,5 a 2 litros de líquido al día, esparcidos durante el día, y evite la ingestión excesiva. Es recomendable beber por la mañana y dejar de beber dos horas antes de ir a la cama (a menos que su médico tenga otra recomendación);
  • Bebe más líquidos (preferiblemente agua) si el clima está caliente o se está ejercitando;
  • Reduce el consumo de alcohol, bebidas efervescentes, cítricas y con cafeína, ya que irritan la vejiga. Lo puedes sustituir por agua y tés de frutas o de hierbas.

Consejos de alimentación:

  • Los alimentos muy salados y picantes pueden causar la hiperactividad de la vejiga;
  • Come mucha fibra, lo que mejora la función intestinal absorbiendo agua y añadiendo volumen a sus movimientos intestinales. La fibra se encuentra en alimentos como panes de granos múltiples o integrales, cereales y productos de cereales, frutas, vegetales, legumbres, nueces y semillas. Come 2 porciones de frutas, 5 porciones de vegetales y 5 porciones de cereales y panes por día.
  • Controla la ingesta de alimentos diuréticos, que influyen en la producción de orina. Algunos ejemplos son: melón, sandía, espárragos, endibias, uvas, nísper, melocotón, alcachofa, apio, berenjena, coliflor, cebolla, bebidas alcohólicas.
  • Come alimentos poco grasos y poco calóricos para evitar la obesidad.
  • Controla el exceso de azúcar y los alimentos dulces, ya que pueden aumentar el nivel de azúcar en la sangre y favorecer la necesidad de micción.

Mantén una alimentación equilibrada y variada, que te ayudará a obtener energía, proteínas, vitaminas, minerales y fibras que necesitas para tener una buena salud. No dejes de hacer ninguna comida durante el día. Para complementar tu dieta y mejorar aún más su día a día, no dejes de practicar ejercicios de fortalecimiento de la región pélvica

By |2019-03-07T21:00:01+00:00September 30th, 2018|Sin categoría|0 Comments