Las opciones disponibles para los pacientes de incontinencia

Muchos personas que tienen incontinencia creen que ya deben vivir con ella sin poder hacer nada al respecto. Lo cierto, es que los tratamientos para esa condición han mejorado mucho en los últimos años, y muchos pacientes podrían vivir su vida sin sentir las consecuencias de esta condición. Acá presentamos un desglose de las diferentes opciones y etapas de tratamiento que tienen los pacientes de incontinencia para tratarla.

1.      Manejo personal

Manejar la incontinencia no es lo mismo que tratarla con la ayuda de un especialista, pero es un buen primer paso. Para la mayoría de las personas, el manejo consiste en encontrar productos absorbentes que funcionen, y cuidar la cantidad de líquidos que consumen. Reducir el consumo de cafeína y otros diuréticos puede servir. Estas prácticas pueden ayudar a hacer la vida de los pacientes mucho mejor, pero hay que recordar que en realidad no están solucionando el problema de raíz.

2.      Terapia comportamental:

Al mismo tiempo que la dieta y el ejercicio, existen otras cosas que los pacientes pueden intentar con la ayuda de un especialista, como el reentrenamiento de la vejiga y el intestino. Esto significa entrenar a los músculos para aguantar más por tiempos controlados. Otras personas han mejorado de manera notoria con la terapia física. Un terapeuta calificado, mejor si es especialista en el suelo pélvico, puede examinarte y observar las áreas de tu cuerpo que están débiles o tensionadas y guiarte a cómo manejarlas.

Si necesitas ayuda encontrando un especialista, puedes llenar nuestra autoevaluación y nosotros te ayudaremos a encontrar uno.

3.      Medicamentos:

Algunos pacientes pueden encontrar que la terapia comportamental y física no les funciona. Para ellos aún existe la opción de la medicación. Un urólogo (para incontinencia urinaria) o coloproctólogo (para incontinencia fecal) recetará unos medicamentos que servirán para controlar la incontinencia. En algunos casos, producen efectos secundarios muy difíciles de llevar, y es importante hablar con el especialista sobre ellos. Cada paciente reacciona de una manera diferente a ellos, a unos pueden funcionarles muy bien mientras a otros no.

4.      Tratamientos avanzados:

Existen pacientes a los que nada de lo anterior les sirve, o no toleran los efectos secundarios de la medicina y su calidad de vida se ve muy afectada por su condición. Para ellos, las inyecciones de la toxina butolínica o el implante de un neuroestimulador puede ayudarlos. La primera opción, requiere de ir al médico una vez cada dos o tres meses. La neuromodulación, en cambio, es un procedimiento ambulatorio muy sencillo y con muy pocos riesgos, en el que se estimulan las raíces de los nervios sacros. Esto ayuda a que el intestino, la vejiga o el recto funcionen de la manera correcta y el paciente pueda controlar sus deseos de ir al baño.

El procedimiento se divide en dos fases: un periodo de prueba que dura alrededor de 15 días y el implante definitivo debajo de la piel. Durante el periodo de prueba se evalúa la mejoría del paciente con la terapia y si los resultados son positivos se pasa al implante definitivo.

La mayoría de los pacientes han encontrado resultados muy positivos con este implante, y han logrado recuperar su calidad de vida. Si quieres contactar a un especialista que puede decirte si eres o no candidato para recibir tratamientos avanzados, o guiarte con el tratamiento indicado, puedes llenar nuestra autoevaluación, y nosotros te ayudaremos a agendar una cita.

Lo más importante que debes recordar es que la incontinencia es una condición tratable y que comprendas que existen muchas opciones de tratamiento para ti. Habla con tu doctor, conoce tus opciones, y analiza de qué manera las diferentes opciones de tratamiento pueden contribuir a tu calidad de vida.

Si quieres aprender más acerca de la incontinencia urinaria y fecal puedes visitar toda nuestra página web. Si quieres conocer la historia de otros pacientes que han encontrado alivio en la neuromodulación puedes visitar nuestro canal de YouTube.

Fuente: https://www.nafc.org/bhealth-blog/your-guide-to-treating-incontinence

By |2018-09-30T15:54:27+00:00September 30th, 2018|Sin categoría|0 Comments