Como Funciona Vejiga2018-10-22T17:08:29+00:00

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA URINARIO

El sistema urinario es un grupo de órganos, tubos, músculos y nervios que funcionan juntos para crear, almacenar y expulsar orina. Se compone de dos riñones, dos uréteres, dos esfínteres, la vejiga, la uretra y los nervios.

La vejiga es un músculo con forma de bolsa que almacena la orina. Está localizada detrás del hueso pélvico, y permite que la expulsión de la orina sea voluntaria e infrecuente. Puede expandirse y contraerse de acuerdo a la cantidad de orina que contiene, cuando se vacía tiene el tamaño de una pera; pero puede llegar a almacenar hasta entre 400 y 600 mililitros, según la biblioteca de medicina de Estados Unidos.

Los riñones son órganos del tamaño similar a una manzana que se encuentran en la mitad de la espalda, debajo de las costillas. Son los encargados de filtrar la sangre para remover el desperdicio de ella y formar la orina. La orina llega a la vejiga, desde los riñones, a través de los uréteres, dos tubos largos que conectan los dos órganos entre ellos.

El último componente fundamental en el proceso de orinar son los nervios. En la vejiga estos envían señales al cerebro cuando está llena. En la medida que está más llena las señales se fortalecen y surge la urgencia de tener que desocuparla. Esto es lo que comúnmente se conocen como ganas de ir al baño.

Mientras se orina los músculos de la vejiga se contraen, expulsando el líquido fuera del cuerpo. Al mismo tiempo, el cerebro ordena a los esfínteres que se relajen para que se abran y permitan que la orina fluya. La orina se expele de la vejiga a través de la uretra, que es más larga en los hombres que en las mujeres. En un funcionamiento normal, los esfínteres se cierran muy ajustados, para prevenir que se filtre orina involuntariamente.

CÓMO FUNCIONA
LA VEJIGA

Esquema masculino completo
Los riñones son órganos del tamaño similar a una manzana que se encuentran en la mitad de la espalda, debajo de las costillas. Son los encargados de filtrar la sangre para remover el desperdicio de ella y formar la orina.
La orina llega a la vejiga, desde los riñones, a través de los uréteres, dos tubos largos que conectan los dos órganos entre ellos.
La vejiga es un músculo con forma de bolsa que almacena la orina. Está localizada detrás del hueso pélvico, y permite que la expulsión de la orina sea voluntaria e infrecuente. Puede expandirse y contraerse de acuerdo a la cantidad de orina que contiene, cuando se vacía tiene el tamaño de una pera; pero puede llegar a almacenar hasta entre 400 y 600 mililitros, según la biblioteca de medicina de Estados Unidos.
Mientras se orina los músculos de la vejiga se contraen, expulsando el líquido fuera del cuerpo. Al mismo tiempo, el cerebro ordena a los esfínteres que se relajen para que se abran y permitan que la orina fluya.
La orina se expele de la vejiga a través de la uretra, que es más larga en los hombres que en las mujeres. En un funcionamiento normal, los esfínteres se cierran muy ajustados, para prevenir que se filtre orina involuntariamente.
El último componente fundamental en el proceso de orinar son los nervios. En la vejiga estos envían señales al cerebro cuando está llena. En la medida que está más llena las señales se fortalecen y surge la urgencia de tener que desocuparla. Esto es lo que comúnmente se conocen como ganas de ir al baño.

¿CUÁNDO VISITAR AL MÉDICO?

ir a la siguiente sección