Home Fecal2018-10-22T14:41:49+00:00

¿QUÉ ES LA INCONTINENCIA FECAL?

“YO ESTABA TAN CANSADO DE REORGANIZAR MI HORARIO EN EL ENTORNO AL BAÑO. SIEMPRE ESTABA EN MI CABEZA. PERO ESTABA SENCILLAMENTE TAN AVERGONZADO DE HABLAR CON MI MÉDICO.”

– Héctor – Paciente con incontinencia fecal

PROBLEMAS DE CONTROL INTESTINAL

Puede que te estés sintiendo como el paciente citado aquí: preocupado, cansado, agobiado y demasiado avergonzado de hablar sobre ello. La vergüenza es un problema frecuente para el 54% de las personas que tienen problemas de control de esfínteres. Muy a menudo es la razón por la cual las personas evitan buscar la ayuda que necesitan.

Estamos aquí para cambiar esa situación.

Es difícil hablar de esto. También es difícil ignorarlo. A menudo conocido como incontinencia intestinal, incontinencia fecal (IF) o fuga intestinal accidental, puede presentarse de distintas maneras:

·   Dificultad para controlar el movimiento intestinal
·   Fuga inesperada de heces sólidas o líquidas,
·   Frecuencia urgente de ir al baño
·   Rayas de heces en la ropa interior.

¿QUÉ ES LA IF CRÓNICA?

La mayoría de las veces la incontinencia fecal sólo se presenta durante un episodio de diarrea, pero la incontinencia fecal crónica es diferente. Es una condición recurrente, no se va. Puede ser que las personas con incontinencia fecal crónica no consigan resistir el deseo de defecar, ocurre tan de repente que es difícil llegar al baño a tiempo. Esto se conoce como “incontinencia de urgencia”

Hay otro tipo de incontinencia fecal que se presenta cuando las personas no son conscientes que necesitan defecar, no lo sienten como se siente normalmente. Esto se llama incontinencia pasiva. La incontinencia fecal también puede estar acompañada por otros problemas intestinales como diarrea, constipación, gas y distensión

LA BUENA NOTICIA ES QUE LA INCONTINENCIA FECAL CRÓNICA ES UNA CONDICIÓN TRATABLE

¿POR QUÉ ESTÁ SUCEDIENTO ESTO?

¿DE DÓNDE VIENEN LOS PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN ENTRE EL CEREBRO Y LOS NERVIOS SACROS?

Hay muchas potenciales causas, unas sencillas como la constipación o diarrea crónica. Otras están relacionadas con enfermedades como la diabetes o EII [enfermedad intestinal inflamatoria], enfermedad celiaca. Una lesión en los nervios o músculos por un parto, radiación o cirugía, o movilidad física reducida son otras causas.

Hay muchas causas potenciales, pueden ser tan sencillas como la constipación o diarrea crónica; o relacionadas con enfermedades como la diabetes enfermedad intestinal inflamatoria o enfermedad celiaca. Una lesión en los nervios o músculos producida por un parto, radiación o cirugía, o movilidad física limitada, también pueden ocasionar daños en la comunicación entre el cerebro y el intestino.

SÍNTOMAS

ir a la siguiente sección